El aire acondicionado es un sistema que ayuda a modificar la temperatura de una casa o habitación. Se utiliza para refrescar el ambiente en épocas del año en donde la temperatura es muy alta.

Se puede instalar en el interior de casas, tiendas, oficinas, locales o cualquier tipo de espacios cerrados con la intención de generar un aire fresco. 

El aire acondicionado no es lo mismo que los sistemas de calefacción, ya que son sistemas antagónicos, uno ayuda a mantener el clima fresco, mientras que el otro ayuda a que el clima este más templado o caliente en épocas de frío.


¿Cómo funciona el aire acondicionado?

En la unidad exterior se encuentra el motor de compresión, el cual se encarga de comprimir el gas.

Después este gas pasa a estado líquido y su temperatura aumenta notablemente.

El gas es impulsado hacia el condensador que se encuentra en la máquina exterior.

Aquí comienza la tarea de sub-enfriamiento, se toma todo el calor y lo pasa a este gas líquido que acaba de llegar.

Cuando se quita el calor al gas líquido este pasa a estado gaseoso parcialmente y la mezcla de gas en estado líquido y gaseoso llega a la válvula.

El líquido que se encuentra dentro del bote ayuda a convertir el líquido en gas y que este salga a una temperatura fría y de esta forma pueda refrescar el ambiente.